//Lautagol Martínez

Lautagol Martínez

En el estadio Mario Alberto Kempes de la ciudad de Córdoba, la selección Argentina recibe a su par de Colombia con el arbitraje del brasilero Raphael Claus, para cerrar la fecha 16, eliminatorias rumbo a Qatar 2002. La “Scaloneta” como mencionamos anteriormente, más allá que tiene asegurada la clasificación al mundial, logro que la gente se vuelva a enamorar de la selección, como hace muchos años no sucedía, por ese motivo la gente acompaña de gran manera (A pesar que no está Lionel Messi, era el único motivo que la gente iba a la cancha a ver la selección). Hoy el contexto es totalmente distinto, Scaloni logro armar un equipo con muchos jugadores que no estaban en la agenda de nadie, a fuerza de garra, resultados, lograron los objetivos. Por su parte, el equipo “Cafetero” viene complicado con los números, se le está haciendo cuesta arriba clasificarse

“Fideo” Di María con su velocidad y habilidad, viene de la vieja guardia, también logro la ovación del público y en el Kempes no desaprovecho la oportunidad para mostrar lo suyo. En el minuto 29, desborde de Marcos Acuña por la izquierda, pone un centro al corazón del área y allí estaba, con su olfato de goleador Lautaro Martínez para poner un remate al costado del arquero que apenas alcanzo a tocarla pero no pudo evitar que vaya al fondo de la red. Di María pudo convertir el segundo a través de un tiro libre frontal desde fuera del área, pero la buena intervención del Camilo Vargas le ahogo el grito. La visita no se quedó atrás, gran trabajo de Miguel Borja, Juan Cuadrado y Luis Díaz, trataron de llevar adelante a su equipo e hicieron trabajar a “Dibu” Martínez

En la segunda etapa, Ángel Di María, con sus remates desde fuera del área intento convertir su gol, pero Camilo Vargas con grandes tapadas se lo evitaba permanentemente. Otro que probo desde afuera fue Giovani Lo Celso, y el balón apenas rozo el travesaño. La última fue para el seleccionado nacional, con la entrada de Nicolás González por el medio, se la juega corto a Paulo Dybala que entraba solo para definir, pero un defensor alcanzo a interceptar el juego. Con una buena imagen (Sin Messi) el seleccionado estiro su racha invicta, mas allá de los números, lo que tranquiliza al DT y a la gente es como responden los jugadores en el campo de juego, muchos jugadores con hambre de gloria, con muchas ganas de triunfar

Foto de portada: TELAM

Comparte este articulo!!